Rincón incomunicado.

 

La ventisca surgió, repentina, al atardecer y, después, estuvo arreciando durante toda la noche. A la mañana siguiente, si bien continuaba nevando de forma constante, lo hacía ya de manera bastante menos copiosa. Con todo y con eso, resultaba más que patente la dificultad que entrañaba cualquier tipo de desplazamiento sobre aquel terreno cubierto por un espeso manto blanco.

Lejos de ver en esta circunstancia un inconveniente; lo adecuado de nuestro refugio y lo bien pertrechados que nos encontrábamos para este tipo de eventualidades; puede decirse que hasta incluso experimentamos un cierto regocijo ante la posibilidad de poder realizar un pequeño ejercicio de autarquía doméstica.

Que disfrutéis todos de una muy feliz, e “interiorizada”, jornada de domingo.

 

Anuncios

2 comentarios en “Rincón incomunicado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s