Minimalismo estival.

 

 

No son necesarios grandes despliegues a la hora de hacer bueno aquello de que “una imagen vale más que mil palabras”. Así, mediante una simple instantánea, es posible activar en nuestro cerebro los mecanismos necesarios que nos trasladan a unas circunstancias y momentos concretos. Cuanto más simple… mejor, de este modo el rango de entendimiento se aumenta considerablemente, haciéndolo fácilmente reconocible ante un amplio espectro de personas, con independencia del lugar en que residan o la cultura a la que pertenezcan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s