Rincón en la espesura

 

 

Antes de ensancharse y pasar a convertirse en parte de la llanura Brilaria, el valle del Tágalo cuenta con escarpados paisajes cubiertos de una exuberante vegetación propiciada por el característico clima subtropical que impera en el área del mar Sélico.

La accidentada orografía del lugar favorece la existencia de rincones como este que os traigo, encaramados sobre las abruptas y frondosas pendientes.

Estos emplazamientos no resultan, empero, del agrado de todos; especialmente entre quienes no sienten demasiado aprecio por aquellos entornos con un elevado grado de humedad. Aunque, por otro lado, este hecho; unido a la naturaleza indómita y un tanto asilvestrada del medio; puede propiciar la aparición de arrebatos pasionales con algún que otro toque de desenfreno salvaje.

Que disfrutéis todos de una feliz, y “umbría”, jornada de domingo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s