Rincón tupido.

Es muy posible que, a veces, un espacio determinado nos produzca la impresión de estar excesivamente sobrecargado. Tal circunstancia puede generar cierta incomodidad y, hasta incluso, un poco de agobio. Pero cuando; como en caso que nos ocupa; la profusión de elementos que lo componen viene motivada por las condiciones ambientales, y la exuberancia que despliega no es más que un claro ejemplo de la explosión vital ligada al momento, entonces bien podemos aparcar momentáneamente nuestros habituales recelos estilísticos y dejarnos rodear por el verdor y lozanía de escenarios vegetales como el que aquí os muestro (decorados que, por otra parte, brindan un oportuno toque de intimidad para el ejercicio de según qué prácticas).

Que disfrutéis todos de una muy feliz, y “frondosa”, jornada de domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s